Muere otra parturienta en la Maternidad “Candelaria García” de Carúpano

Publicado en Sucre

Alba Moya Fernandez al formular la denuncia

Carúpano, 30 de marzo-  Por Jesús Ordaz - Otra muerte por presunta mala praxis se registró en

el Centro Materno Infantil “Candelaria García” de la ciudad de Carúpano.

 A nuestra esa de redacción se acercó Alba Moya Fernández para denunciar que su hermana Ana Mercedes Moya Fernández el pasado martes 21 del mes en curso había fallecido en esa maternidad, una vez que ingresó por sus propios medios a las seis de la tarde de ese mismo día.

Con lágrimas en los ojos indicó que ella, su mamá Mercedes de Moya y su hermana Iris Moya se enteraron del deceso de Ana Mercedes a través de un vecino, quien tiene un familiar que trabaja en la maternidad.

“Alba te estoy llamando para decirles que tengan fortaleza, tanto tú mamá como ustedes”, recuerda, mientras agrega que no salían de su asombro, ya que nadie del personal del Materno les había informado acerca de lo ocurrido.

Aproximadamente a las 8 y 45 minutos de la noche de ese día, una enfermera “le pidió a mi mamá la ropita de la bebé, sin embargo en el registro de nacimiento se reporta que la niña nació a las 10 y 18 minutos de esa noche. Todo ese es inexplicable, a las 11 y cuarenta y cinco minutos de la noche nos avisaron y la vimos a las dos de la madrugada (día miércoles 22)”.

La denunciante destacó que ese día martes su hermana fue a la consulta privada con la doctora Yoselyn, quien la refirió para la maternidad para que le practicaran “una cesárea ya que estaba <botando líquido>. Eso fue en horas de la tarde, Mi hermana visitó a mamá y se fue para el Materno”, refiere Alba Moya Fernández, quien insistió que su hermana murió por mala praxis médica.

Y continuó “nos enteramos que fue llevada al quirófano para practicarle una esterectomía y allí se quedó”.

Es notorio destacar que el acta de defunción revela que su muerte le sobrevino por shock hipolérmico y acretismo placentario.

Por otra parte, se conoció que Ana Mercedes Moya, quien es vecina de la calle Real de Playa Grande, deja dos niños de 9 y 7 años, y la bebé que hoy (ayer) está cumpliendo 8 días de nacida.

Alba Moya Fernández aseguró que, a pesar de estar consciente que no revivirá a su hermana, formulará la denuncia ante el Ministerio Público y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).