Problema del agua en Carúpano es una asignatura pendiente de todos los alcaldes  

Publicado en Sucre

Por Otilio Rodríguez

 

A pesar de la inversión multimillonaria realizada por el alcalde saliente del municipio Bermúdez, Julio César Rodríguez Millán, la escasez del vital líquido aún sigue presente en todas las parroquias de Carúpano. La actual alcaldesa heredó dicha problemática que no asoma soluciones inmediatas a corto plazo. La construcción de pozos fue una solución coyuntural, pero no estructural. El debate por establecer una planta desalinizadora aún sigue vigente. Garantizar  una mejor calidad de vida para los habitantes de tan importante jurisdicción del estado Sucre, es una asignatura pendiente que ningún alcalde ha logrado aprobar.

 

                 >>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Innumerables hipótesis y matrices de opinión se han generado a lo largo de la historia cuando del tema del agua es de hablar. Mientras un sector de la población asegura que la falta del vital líquido en Carúpano es culpa de los mandatarios de turno, otro sector afirma que “gracias al problema del agua algunos gobernantes se han aprovechado económicamente de la situación, en contraposición con la necesidad del pueblo”.

En respuesta a los bajos niveles que en 2016 presentó el embalse de Clavellinos a consecuencia de la sequía provocada por los efectos del fenómeno de El Niño, el ex alcalde Julio César Rodríguez Millán,  inició un Plan Municipal de Distribución de Agua en todas las parroquias de Carúpano, que incluyó construcción de pozos en Curacho, Primero de Mayo, Playa Grande, calle Monagas, parque Karupana, Patria Bolivariana, entre otros sectores del centro de la ciudad, además de promocionarse como una solución estructural los acueductos del Sur y Santa Rosa.

El referido plan logró rehabilitar tramos críticos del acueducto “El Carupanero”, con la sustitución de la tubería de 42 pulgadas en los sectores “Curva de Playa Copey” con 96mts y “El Basurero” con 204 mts; obras que trajeron consigo la recuperación de 80 IPS que anteriormente se perdían en el camino.

A pesar que el grueso del presupuesto del 2016 fue destinado a la solución del problema del agua, el clamor del pueblo se expresa de la siguiente manera: “queremos agua por tuberías, el agua de pozo está enfermando nuestros organismos, los botellones de agua potable agotan nuestro presupuesto familiar ( 10 mil bolívares por botellon), los camiones cisternas brillan por su ausencia, entre otras expresiones y calificativos propiciados por el descontento, molestía e inconformidad por la falta de soluciones efectivas y puntuales.

Contexto actual del problema

En un recorrido por distintos sectores de las cinco parroquías de Bermúdez, se pudo determinar que la escasez del agua sigue presente en muchas comunidades beneficiadas con la construcción de pozos y acueductos por parte de la estadal PDVSA y Gobierno Municipal. Tal es el caso de Hato Romar, El Pujo, Playa Grande Arriba, Bloques de Playa Grande y aquellos habitantes que residen en la Troncal 9, desde La Redoma de El Yunque hasta La Esmeralda, han sido protagonistas de innumerables cierres de vía a consecuencia de la falta del vital líquido. Ciertamente, la parroquia Bolívar es la zona de Carúpano que reporta el mayor número de protestas de calle.

En Guayacán de las Flores, El Lirio, Charallave, El Muco, Canchunchú Viejo y Primero de Mayo, la problemática del vital líquido está igual al año 2016, período en el cual se aprobaron y ejecutaron sendos recursos financieros que en su momento solucionaron parte del problema en la parroquia Santa Catalina.

Y si del Sur de Carúpano es de mencionar, las parroquias Santa Rosa, Santa Teresa y Macarapana, atraviesan la peor escasez de la historia en materia de agua. Comunidades donde históricamente recibían agua por tuberías, actualmente se ven en la necesidad de consumir agua de lluvia o de pozo, situación que prodría generar a mediano plazo en enfermedades nefríticas de tipos renales y/o urinarias. Habitantes de sectores como Tacoa, 22 de Agosto, 7 de Enero, La Lagunita y Andrés Bello, aseguran que el costo de un cisterna de agua de 3 mil litros oscila entre 35 mil y 50 mil bolivares.

En el caso de la comunidad de Tio Pedro y algunos sectores de Macarapana, el servico del vital líquido ha experimentado una significativa mejora, en relación a períodos anteriores.

Una asignatura pendiente de todos los alcaldes

Desde el primer período municipal de la descentralización asumido por Carlos Monasterios, pasando por Juan Marquez Albornoz, Leonardo Ávila, Arturo Hurtado y Claudio Marín; y recientemente gobernados por José Ramón Regnault y Julio Rodríguez, cada uno de los alcaldes que ha gerenciado al municipio Bermúdez, tienen alguna cuota de responsabilidad en cuanto la materia del agua.

Agua problema 2En lo que se refiere a la última década, el problema del suministro del agua potable en Carúpano se ha acrecentado exponencialmente a pesar de los extraordinarios recursos administrados por Regnault y Rodríguez. Por un lado Regnault, siempre señaló que el único responsable de la falta del vital liquido en Bermúdez es Julio Rodríguez. En cambio, Rodríguez siempre asumió con autocrítica todos los cuestionamientos relacionados con el tema del agua.

No obstante, más del 60% de la población de Bermúdez clama por soluciones inmediatas y estructurales al sumnistro de agua que sin dudas es hasta hoy  “una asignatura pendiente de todos los alcaldes de Carúpano”.

El pasado 10 de diciembre, resultó electa Nircia Villegas, como la nueva mandataria del municipio Bermúdez. Con la elección de un nuevo gerente municipal se abre una nueva esperanza para los habitantes de Carúpano, quienes demandan y claman por un(a) gerente con mayor voluntad política y superior compromiso por lograr una suprema felicidad en materia de servicios básicos y mejor calidad de vida.

Más allá de los aciertos y desaciertos del ex alcalde Julio Rodríguez en materia de agua, 7 de cada 10 carupaneros afirman que “su gestión fue la primera que asumió de forma directa el problema del suministro del agua en Carúpano”.

En cambio, 8 de cada 10 encuestados consideran que “la problemática del suministro del agua en Carúpano, sigue siendo una asignatura pendiente”, de todos los alcaldes que han administrado el palacio municipal.

Para finalizar, cuatro de cada diez consultados pronostican que “Nircia Villegas logrará honrar el compromiso de “mejorar el suministro del vital líquido en todos los sectores de Carúpano”.