Si eres de la generación nacida en las décadas de 1980 y 1990, seguramente escuchar MP3, CD, DVD y Mini CD no será extraño.