***Ante este reciente hecho delictivo el llamado es a redoblar los dispositivos de seguridad y patrullajes nocturnos en dichos centros de formación y capacitación educativa.

Texto y fotos: Otilio Rodríguez

La directiva, los docentes, el personal administrativo y obrero, padres y representantes, y muy especialmente los estudiantes del Liceo Bolivariano “Santa Catalina” de Canchunchú Viejo, ubicado en el punto y círculo de las ruinas de la Base de Misiones adyacente a la Redoma de Gamero, fue nuevamente saqueada por un grupo de delincuentes que aprovechándose de la penumbra del lugar, violentaron con “Pata de Cabra” las puertas de acceso donde reposaban los alimentos que son utilizados para la preparación de la dieta diaria que dicha institución ofrece a través del servicio del comedor estudiantil.

Los antisociales emplearon “patas de cabra” para forzar las puertas.

En una visita realizada en el liceo se pudo constatar el deplorable panorama de las instalaciones de dicha casa de estudios que alberga una matrícula cercana a los 1.000 estudiantes de 1ero a 5to año de bachillerato.

Candados destruidos, cerraduras desmembradas, puertas quebradas y dobladas y restos de comida por los pasillos, fue parte del inventario de galimatías evidenciados a la mañana siguiente del desmantelamiento propiciado por la banda de antisociales que operaban impunemente por dicho sector de Canchunchú.

Según informaciones suministradas por los docentes y directores, por octava vez durante el año escolar 2017-2018, el Liceo “Santa Catalina” ha sido víctima de la delincuencia, apoderándose de los equipos de computación, aires acondicionados, equipo de sonido, alimentos y productos de primera necesidad, además de algunas pertenencias personales de los docentes tales como: Laptops, computadoras de mesa, entre otros patrimonios colectivos y particulares.

Recientemente el comandante de la policía municipal Johnny Luques Susarra, había manifestado reforzar durante el periodo de vacaciones escolares los patrullajes inteligentes en los cuadrantes de paz diseminados en las cinco parroquias de Carúpano, con la intención precisa de minimizar la ola de robos de las que son víctimas nuestras escuelas y liceos del municipio Bermúdez.

Ante este reciente hecho delictivo acaecido en tan importante institución educativa de la parroquia Santa Catalina de Carúpano, el llamado es a redoblar los dispositivos de seguridad y patrullajes nocturnos en dichos centros de formación y capacitación educativa como el Liceo Bolivariano “Santa Catalina” de Canchunchú.

 

Adicionalmente se reitera a las comunidades organizadas en Consejos Comunales y Comunas que tienen en su ámbito territorial algún “Simoncito”, Escuela o Liceo, asumir con mayor sentido de pertenencia, la custodia y vigilancia de dichos patrimonios educativos que están directamente bajo su responsabilidad y contraloría social.

Ante una sospecha de quien o quienes pueden ser los responsables de algún hecho delincuencial, es honesto denunciar y no callar. Recordando que la premisa de la omisión no lo exime de culpas y sanciones jurídicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.