El arquero del Guadalajara Raúl Gudiño, está emocionado por vivir su primer Clásico Nacional ante el América, en el Estadio Azteca, inmueble que considera es también casa rojiblanca y jugará como si fuera el último partido de su vida.

“Los dos son de alta exigencia, no importa quién esté arriba o abajo: un clásico es un clásico y uno lo juega a muerte. Son ganar o ganar”.

Gudiño puntualizó que estará a prueba al enfrentar a elementos con mucha calidad, así que para salir avante, deberá estar con máxima concentración.

“Muy contento, enfrentarme a grandes jugadores te motiva y te exige al máximo nivel. Es una motivación para enfrentarlos y dar un buen partido”.

 ¿Nervios? Para nada. El portero se siente muy feliz de jugar un encuentro en el cual está la atención de todo el aficionado al futbol y un triunfo ante las Águilas, representa estar pegados a los lugares de Liguilla.

 “Es algo que ya me ha tocado, no con tanta gente o un clásico de esta magnitud pero me siento motivado, con mucha energía en querer dar todo de mí y en general el equipo se siente preparado, de dar todo y de ganar”.

 La rivalidad ante el América la vive al máximo, desde las fuerzas básicas se lo inculcan y ahora estará en su prueba de fuego, ya que desde niño soñó con este momento que vivirá el próximo domingo.

 “Desde niño hemos tenido esa rivalidad, donde es ganar o ganar. Uno va al campo con una disciplina, un respeto y siempre dando el máximo, defendiendo el escudo a tope”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.