Hace poco empezaron a llegar al mercado los primeros monitores 4K a 144 Hz con tecnología G-Sync de Nvidiael ASUS PG27UQ y el Acer X27. Como ya adelantamos en anteriores noticias, se trata de monitores que agrupan casi todas las características que puede tener un monitor para jugar actualmente (incluso un precio prohibitivo de 2000 dólares). No obstante, la combinación más importante es la de la resolución y la tasa de refresco. Hasta el momento no existían monitores que llegaran a los 3840×2160 píxeles y también 144 Hz, pero lejos de tocar el cielo, los primeros compradores se han encontrado con una fea realidad: para pasar de los 120 Hz se emplea una técnica llamada submuestreo de crominancia que emborrona la imagen.

La clave del asunto es que el interfaz de DisplayPort 1.4 ofrece un ancho de banda de 26 Gbits/s, que es justito para transmitir a 4K y 120 Hz. Por eso los fabricantes se han visto obligados a “hacer un poco de magia” para llega a la cifra de oro. La solución ha sido esa técnica que se aplicaba ya en las televisiones antiguas. Trasladado a estos monitores implica que a 4K solo se transmite la parte de escala de grises de la imagen, mientras que la parte de color solo llega a 1920×2160. Es un método denominado 4:2:2, y en la industria cinematográfica funciona particularmente bien por el tipo de imagen. El problema llega cuando lo que intentamos mostrar en pantalla es contenido generado por ordenador como texto, interfaces o renderizados.

Teniendo en cuenta la presión que tenían los fabricantes para hacer realidad estos monitores, y también los retrasos que han ido sufriendo a lo largo de estos años, es casi de esperar que algo así haya ocurrido. Ahora bien, lo que no es de recibo es que en ningún momento Nvidia, ASUS o Acer han advertido de la aplicación de esta técnica para llegar a los 144 Hz. Obviamente, si has invertido tu buen dinero en alguno de estos monitores, plantéate reducir la tasa de refresco esos 24 hercios para seguir viendo perfectamente la imagen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.