30 de junio.- Una semana después de haber hallado el cadáver descuartizado del comerciante español Cristóbal Ferrer Jaouen, en el congelador de su restaurante en Carúpano, estado Sucre, Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), informó que cuatro personas fueron detenidas por el caso.

Los mismos responden a los nombres de José Rodríguez, José Alfredo García Carreño, Jesús Allen Vera y un tipo llamado Robert Sosa, pero apodado “El Jei”, quienes, según Rico, se aprovecharon de la confianza con el comerciante para ingresar al negocio, asesinarlo y robarle algunas de sus pertenencias.

También te puede interesar: Hallan a empresario español descuartizado en el congelador de su casa en Venezuela

Fue atacado a machetazos

De acuerdo a la información que maneja la policía científica, el hecho ocurrió el pasado 21 de junio, cuando Ferrer Jaouen se disponía a abrir su negocio Ibiza Beach, ubicado al final de Playa Patilla, en Carúpano. En ese momento fue interceptado por varios sujetos que lo amenazaron con un arma blanca y lo obligaron a ingresar en silencio al negocio.

Posteriormente, los delincuentes cargaron la tele LED de grandes dimensiones que había en el restaurante, el DVD y el equipo de sonido y guardaron todo en una camioneta Jeep Gran Cherokee, propiedad de Ferrer Jaouen. Luego los sujetos atacaron al comerciante con un machete, hasta ocasionarle la muerte, lo descuartizaron y lo introdujeron en un refrigerador.

Llevaba tres días desaparecido

Un día antes del crimen, el comerciante se había despedido a su esposa e hijos, quienes abandonaron la ciudad por algunos días. Fue la última vez que algún familiar (en Venezuela y España) tuvo comunicación con Ferrer Jaouen.

Tres días después del crimen, vecinos y amigos se sintieron alarmados porque el comerciante no aparecía y el negocio permanecía cerrado, por lo que decidieron avisar a las autoridades.

Lo primero que les llamó la atención es que faltaba la camioneta con la que “El Español”, como cariñosamente se le conocía a la víctima en toda la zona, se movía por la costa. Era habitual verlo “manejando en su carro”, según le apuntaron varios vecinos a la policía.

Cuando los elementos del Cicpc ingresaron al restaurante hallaron el cuerpo de Ferrer Jaouen en el interior de un congelador. Lo primero que notaron las autoridades, según Rico, es que faltaban los equipos y la camioneta, pero no había puertas forzadas, por lo que surgió la hipótesis de que el crimen fue cometido por allegados.

Días después de iniciar las investigaciones, el Cicpc arrestó a los sujetos antes mencionados e informó que tres de ellos eran empleados y el otro era vecino.

Español de nacimiento, venezolano de corazón

Ya hacía años que Cristobal Ferrer Jaouen había dejado su Ibiza natal, en España, para probar fortuna en la parte más desconocida del Caribe. Concretamente llegó al estado de Sucre, del que se dice que tiene las playas más bellas de todo el país. Allí se casó en segundas nupcias con una venezolana llamada Carmencita, con la que tiene un hijo de casi dos años. Allí, en un lugar idílico llamado Playa Patilla, abrió su restaurante y se convirtió en el famoso “El Español”.

Ferrer ahora tenía 51 años y era feliz en Venezuela. Su negocio en el Caribe le daba para vivir bien. En su restaurante daba de comer y también montaba fiestas. Había elaborado merchandising de su establecimiento. Quería que se convirtiese en el más popular del estado. En una auténtica sucursal ibicenca en Venezuela. Tenía clientela fija entre los residentes y turistas que pasaban por su local cada vez que pisaban la costa venezolana. “El Español” era un empresario de éxito y tenía una buena casa y buenos coches porque era amante de los vehículos de alta cilindrada. / Fuente: https://www.notivenezuela.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.