El conjunto cafetero supo remontar de manera eficaz en la fase de grupos luego de empezar tropezando en el mundial. En su último partido ganó a Senegal 1-0 y se clasificó como primera de grupo. Japón acompaña a los sudamericanos luego de dejar fuera a Senegal por acumular más cartones amarillos.

Colombia se llevó un buen susto en el minuto 17 luego de que se señalase un penal a favor del cuadro africano, que segundos más tarde sería anulado por el árbitro, tras ser revisado por el VAR (asistencia video). Colombia no llegaba a dominar a los leones que físicamente se impusieron en mitad del campo. El cuadro sudamericano provocaba muchas imprecisiones con el balón y Senegal se aprovechaba de esos errores para presionar. Además, otro contratiempo se sumaba a los cafeteros cuando James Rodríguez tuvo que abandonar el terreno de juego luego de lesionarse.

Senegal quiso hacer daño a balón parado sin éxito, mientras Colombia intentaba reajustar su sistema de juego tras la salida de James. Con 0-0 se llegaba el descanso y tocaba hacer borrón y cuenta nueva ya que en el otro encuentro de este grupo, Japón y Polonia empataban igualmente a 0, con lo que los cafeteros estaban virtualmente eliminados.

El cabezazo decisivo

En la segunda mitad Colombia salió a la cancha con otra predisposición, aunque los senegaleses tampoco se quedaron de piedra. Corría el minuto 60 cuando se produjo los colombianos recibieron una noticia esperanzadora. En el otro partido de este grupo, Polonia se adelantaba ante Japón dejando fuera del mundial a los nipones y otorgaba virtualmente el pase de octavos a los cafeteros. El público colombiano celebró el gol polaco en las gradas de Samara y se desataba la fiesta.

El empate entre colombianos y senegaleses beneficiaba a ambos, y un gol de cualquiera de los dos elimina al otro. Pero no por eso parecía haber tregua ya que en cualquier momento el marcador podía cambiar en el otro encuentro y entonces el empate no serviría para nada.

Y entonces llegó Yerry Mina para poner la directa a los octavos de final con un gol que llegaría a la salida de un saque de esquina en el minuto 74. Un cabezazo que sacaba a Senegal del mundial y que mantenía a los japoneses en Rusia.

Tras el jarro de agua fría, los senegaleses se lanzaron al ataque y generaron varias ocasiones de gol mientras Colombia se puso a defender el marcador. El partido se convirtió en una locura. El reloj corrió como la pólvora y a Senegal se le pasó el tramo final en un suspiro. No había tiempo para más. Los leones quedaron eliminados por la estadística en el juego limpio, es decir, por haber visto más tarjetas amarillas que Japón mientras que Colombia se clasifica a octavos de final como primera de su grupo y ya espera a su rival que saldrá del grupo H para enfrentarse con él, el próximo lunes en la ciudad de Rostov.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.